IECA IBEROAMERICA

Switch to desktop Register Login

SEDIMENTOS DE LOS RÍOS PILCOMAYO Y BERMEJO - EFECTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Valora este artículo
(1 Voto)

Autores:  Irigoyen, Martin; Spalletti, Pablo; Kazimierski, Leandro; Brea, Daniel Laboratorio de Hidráulica - Instituto Nacional del Agua (INA), Argentina.

Introducción

 Los ríos Pilcomayo y Bermejo forman parte de extensa cuenca del Plata. Ambos tienen sus nacientes en el noroeste de Argentina y sur de Bolivia donde, debido a una combinación de factores climáticos, topográficos y ambientales, la generación de sedimentos debida a la erosión superficial es muy alta. Como consecuencia de ello, las tasas de transporte que presentan ambos cursos de agua son también particularmente elevadas, con valores que superan las 100 millones de toneladas anuales.

Los factores climáticos, tales como la temperatura y la precipitación, pueden afectar de forma directa o indirecta a los fenómenos de generación y transporte de sedimentos. En este sentido, el objetivo del presente trabajo consiste en realizar una estimación de la cantidad de material que se genera en las extensas cuencas de aporte de los ríos Pilcomayo y Bermejo, y evaluar los efectos directos en dicho fenómeno, de las variaciones en los parámetros de temperatura y precipitación atribuibles al Cambio Climático. Los fenómenos sedimentológicos y geomorfológicos tienen una relevancia ineludible a la hora de planificar y gestionar la utilización del recurso hídrico en Latinoamérica debido a las particulares características geográficas y climáticas de la región. En este sentido, la determinación de una proyección futura de las tasas de generación de sedimentos de los ríos Bermejo y Pilcomayo resulta de trascendental interés, y se considera como un aporte relevante al conocimiento de los procesos involucrados, así como también para evaluar las afectaciones que generan los enormes volúmenes de material sólido trasportado por dichos cursos de agua en las intervenciones sobre los ríos de la cuenca del Plata

 

 

Metodología

 A los efectos de estimar tendencias en los procesos de erosión superficial en la Cuenca alta del Plata, en el presente trabajo se ha aplicado una metodología basada en técnicas GIS. Mediante esta metodología se han estudiado los escenarios climáticos presente y futuros (Cambio Climático) de la tasa de generación de sedimentos. Dichos escenarios futuros consideran cambios en las variables climáticas pero mantienen constantes aquellos relacionados con el uso del suelo. La producción de sedimentos a nivel de cuenca puede estudiarse de manera distribuida mediante diversas metodologías. En particular, la zona de estudio se caracteriza por presentar zonas de alta pendiente por lo que, para su análisis, se optó por utilizar la expresión de Gavrilovic, desarrollada para zonas montañosas y que ha sido aplicada con buenos resultados en esta región de Latinoamérica (Brea et al., 1999). La metodología semi-empírica de Gavrilovic (Gavrilovic, Z., 1988) permite calcular el volumen de sedimento producido por erosión superficial que es transportado a la sección de cierre de la cuenca (G), como el producto de la producción media anual de sedimento por erosión superficial (W) y del coeficiente de retención de sedimentos (R).

                        G= W R [m3 / año ]

 La expresión para determinar el volumen promedio anual erosionado de sedimento es:

                         W= T h π z  3/2F (m3 año)

donde: T = coeficiente de temperatura, que se obtiene de:

 T= [( t/10 ) +  0,1]1/2

 t = temperatura promedio anual [°C].

h = precipitación media anual [mm/año].

F = superficie de la cuenca [km²].

Z = coeficiente de erosión, cuya expresión es:

 ( ) 1 2 Z =X Y( ϕ+ I1/2)

 X = coeficiente de uso del suelo.

 Y = coeficiente de resistencia del suelo a la erosión.

 φ = coeficiente que evalúa los procesos erosivos observados.

 I = gradiente de la pendiente superficial [en %].

Los valores de X, Y y φ son coeficientes que representan, respectivamente, el grado de protección del suelo dado por la vegetación y la intervención antrópica, el grado de erodibilidad del suelo y los fenómenos erosivos observados.

 En la metodología, el coeficiente R indica la relación entre el volumen de sedimento que efectivamente pasa por la sección de cierre de la cuenca y el volumen total de material producido por erosión superficial.

La expresión para el coeficiente de retención de sedimentos es la siguiente (Zemlijc, 1971):

donde: O = perímetro de la cuenca [km].

D = diferencia de nivel media en la cuenca [km].

 D = Dm - Dc

Dm = cota media de la cuenca

 Dc = cota mínima de la cuenca

 Li = longitud total de los afluentes fluviales laterales [km].

 L = longitud de la cuenca por el talweg del cauce principal [km].

 F = superficie de la cuenca [km²].

Para la aplicación de la metodología de Gavrilovic de forma distribuida fue necesario, en primera instancia, generar un modelo digital del terreno (DEM) que abarque la totalidad de la superficie perteneciente a las cuencas altas de los ríos Pilcomayo y Bermejo. Para ello se ha utilizado como información de base las elevaciones SRTM, con una resolución de 90m en el tamaño de celda. A partir del DEM se delimitaron automáticamente las cuencas y subcuencas de aporte, así como también las longitudes de los cauces principales y tributarios.

También se construyeron mapas que reflejan la distribución espacial de los parámetros X, Y, φ y la pendiente I, en las cuencas de estudio: El parámetro X, de cobertura vegetal y uso del suelo, se obtuvo a partir de la interpretación de imágenes satelitales LANDSAT 5. Los valores de los coeficientes Y, φ que representan respectivamente la susceptibilidad de los suelos a la erosión y los fenómenos de erosión observados, surgieron de la información contenida en los mapas de suelos de la región. Finalmente, los valores de pendiente I y los parámetros fisiográficos de la cuenca que intervienen en el cálculo del coeficiente de retención R, se calcularon automáticamente para el DEM construido mediante herramientas GIS.

Los valores de precipitaciones medias anuales y de temperaturas medias anuales para el escenario presente se calcularon para toda la cuenca interpolando las isohietas e isotermas en la totalidad de la superficie de las cuencas de análisis.

Una vez definidos los mapas de cada uno de los parámetros que intervienen en el cálculo, se aplicó la metodología de Gavrilovic de forma distribuida, obteniéndose los volúmenes de sedimento debidos a la erosión superficial a nivel de subcuenca (W), y los parámetros de retención R de las mismas. Multiplicando los resultados de W y R correspondientes, se obtuvo el volumen de sedimentos que, se estima, es transportado por la red de drenaje a la salida de cada subcuenca (G). Los valores totales de G atribuibles a las cuencas altas de los ríos Pilcomayo y Bermejo surgieron como la suma de los valores de G correspondientes a las subcuencas que las conforman.

 Posteriormente, se aplicaron modelos climáticos regionales a efectos de estimar los cambios esperables en las distribuciones de temperatura y precipitación para el escenario futuro, y las consecuencias de dichos cambios en la producción de sedimentos de las cuencas estudiadas.

 Los modelos climáticos regionales (RCMs) son herramientas complementarias que permiten realizar modelaciones detalladas de procesos regionales y locales, utilizando los resultados de modelos climáticos globales (GCMs) como condiciones de borde. La aplicación de RCMs con resolución horizontal del orden de 50 km permite generar información adicional a la que surge de la implementación de modelos globales, en especial en regiones en las que los procesos climáticos locales son dominantes (por ejemplo, en las cuencas altas de los ríos Pilcomayo y Bermejo el mecanismo dominante es la precipitación orográfica).

 Con el objeto de evaluar el impacto del Cambio Climático en la cuenca alta del Plata (cambios en la precipitación y la temperatura), se ha utilizado una nueva serie de simulaciones de RCMs sobre Sudamérica disponibles en la base de datos del proyecto CLARIS-LPB. Los modelos climáticos regionales utilizados fueron:

 PROMES (Castro et al., 1993): GCM: HadCM3.

 LMDZ (Li, 1999; Hourdin et al., 2006): GCMs: ECHAM5 e LMDZ

 RCA3 (Samuelsson et al., 2011): GCMs: ECHAM5-1, ECHAM5-2 y ECHAM5-3

. Se han utilizado las simulaciones del IPCC AR4 para los modelos climáticos regionales, considerando el escenario de emisiones A1B. Los resultados a futuro fueron agrupados en períodos de tiempo de 30 años: 2011-2040 (Futuro cercano), 2041-2070 (Futuro intermedio) y 2071-2100 (Futuro lejano); y en una serie completa 1960-2100.

 

 

La Figura 2 muestra los campos de temperaturas observados en el período 1961-1990 y simulados mediante los modelos seleccionados. En comparación con los datos observados, los RCMs tienden a generar gradientes de temperatura mayores en las zonas de montaña.

Al comparar los resultados simulados de la Figura 3 con la información disponible respecto de la distribución de precipitaciones, se observa que la mayoría de los modelos logró localizar las máximas precipitaciones correctamente en las cuencas. Sin embargo, ningún modelo simula correctamente la extensión de dichas zonas de elevadas precipitaciones. La precipitación anual acumulada simulada, en el área de mayores lluvias, se considera aceptable. En este punto cabe destacar que el mapa de precipitaciones observadas fue construido con la información disponible que, dada la extensión y la compleja topografía de las cuencas resulta muy escasa.

 

 

Resultados

 En la Figura 4 se han graficado los valores de producciones medias considerados, con los distintos modelos futuro cercano, la tendencia es a mantener la producción actual, mientras que intermedio existe una tendencia leve en la cuenca del Bermejo y más fuerte en la cuenca del Pilcomayo a decrecer la producción. Por último, en el futuro lejano la tendencia se revierte y mayoría de los modelos evaluados a mantener las tasas actuales en el caso de la cuenca del Pilcomayo. A medida que se analizan escenarios más lejanos forma semejante.

 

Figura 4- Producción m recipitaciones para los modelos y para la serie de datos observados 1961 se han graficado los valores de producciones medias, para los períodos con los distintos modelos climáticos. En primer lugar, se observa que la tendencia es a mantener la producción actual, mientras que intermedio existe una tendencia leve en la cuenca del Bermejo y más fuerte en la cuenca del Pilcomayo a decrecer la producción. Por último, en el futuro lejano la tendencia se revierte y evaluados indica aumento de la producción en la cuenca del Bermejo y a mantener las tasas actuales en el caso de la cuenca del Pilcomayo. A medida que se analizan escenarios más lejanos en el tiempo, la dispersión aumenta para ambas cuencas.

 

Conclusiones

 Los cambios en forzantes meteorológicas de temperatura y precipitación que tienen lugar como consecuencia del Cambio Climático se manifiestan en una variación de las tasas de  transporte de sedimentos en los ríos Pilcomayo y Bermejo. Los resultados obtenidos mediante la implementación de los modelos adoptados muestran una tendencia a mantener las tasas actuales en los próximos 30 años y una disminución  para el periodo 2041 al 20170 en ambas cuencas, aunque de mayor importancia para la Cuenca del Pilcomayo. En un futuro distante, se observa una ligera tendencia hacia un aumento en las tasas de generación de sedimentos para el Bermejo y una tendencia incierta para el Picolomayo.

En este trabajo no se ha estudiado el efecto del cambio en la variable “uso del suelo” Spalletti  y Brea (2006) estudiaron la sensibilidad del modelo ante los cambios en la cobertura vegetal del terreno, concluyendo que la producción de sedimentos de una d verse afectadas de manera significativa ante ante cambios en la vegetación de la zona.

Referencias

Brea, J.D., Spalletti P., Busquets M., 1999; Generación y transporte de sedimentos en la Alta Cuenca del Río Bermejo. Impacto en el Sistema Paraguay-Paraná-Río de la Plata, y el Delta del Paraná. Programa Estratégico de Acción para el Desarrollo Sustentable de la Cuenca del Río Bermejo, Fondo para el Medio Ambiente Mundial - FMAM (Global Environmental Fund - GEF), OEA. Instituto Nacional del Agua y del Ambiente – Laboratorio de Hidráulica y del Ambiente, Informe LHA 177-04-99.

Castro M, Fernandez C, Gaertner M.A. (1993) Description of a meso- scale atmospheric numerical model. In: Diaz JI, Lions JL (eds) Mathematics, climate and environment (ISBN: 2-225-84297-3)

 Masson, p 273. Gavrilovic, Z. (1988) The use of an empirical method (erosion potential method) for calculating sediment production and transportation in unstudied or torrential streams. Paper presented at the international conference on river regime, Institute for the Development of Water Resources, ‘‘Jaroslav Cerni’’, Belgrade

Li, L. (1999). Ensemble Atmospheric GCM simulation of climate interannual variability from 1979 to 1994, Journal of Climate, 12, pp. 986–1001.

Hourdin, F., Musat, I., Bony, S., Braconnot, P., Codron, F., Dufresne, J.L., Fairhead, L., Filiberti, M.A., Friedlingstein, P., Grandpeix, J. Y., Krinner, G., Levan, P., Li, Z.X., Lott, F. (2006). The LMDZ4 general circulation model: climate performance and sensitivity to parametrized physics with emphasis on tropical convection, Climate Dynamics, Ed.Springer Berlin, Vol. 27, Núm. 7, pp. 787-813.

Samuelsson P, Jones C, Willen U, Ullerstig A, Gollvik S, Hansson U, Jansson C, Kjellstrom E, Nikulin G, Wyser K (2011) The Rossby Centre Regional Climate Model RCA3: Model description and performance. Tellus 63A. doi:10.1111/j.1600-0870.2010. 00478.x

 Spalletti, P.D., Brea, J.D., (2006). Efecto de cambios de la cobertura vegetal en la producción de sedimentos. Caso de la Alta Cuenca del río Bermejo. III Congreso Iberoamericano sobre Control de la Erosión y los Sedimentos (CICES 2006). Buenos Aires, Argentina, 9-11 de agosto.

Zemljic, M. (1971) Calcul du debit solide. Evaluation de la vegetacion comme un facteurs antierosif (Calculation of sediment load. Evaluation of vegetation as anti-erosive factor). Paper presented at the international symposium interpraevent, Villach (Australia)

 

 

Modificado por última vez en
Ricardo Schmalbach R

Ricardo Schmalbach tiene como vocación el cuidado del ambiente, buscando siempre soluciones creativas e innovadoras, comprometidas con una ambiente sano. Es un Biólogo Marino con 24 años de experiencia en el control de erosión en costas y riberas. Preocupado por motivar a la acción para preservar el ambiente informa en esta página sobre los estudios y preocupaciones de los asociados a IECAIberoamerica

Inicia sesión para enviar comentarios

Los enlaces externos se proporcionan para fines de referencia. IECA no se hace responsable por el contenido de sitios externos en Internet.
© Diseñado por www.am689.com | iecaiberoamerica.org. Todos los derechos reservados.

Top Desktop version